¿Alergia, sinusitis y gripa? Evítalas manteniéndote hidratado

La sinusitis, las alergias y la gripe son tres de los padecimientos más frecuentes en todo tipo de personas a nivel mundial, por las que cada año se gastan millones en su tratamiento; aunque una de las formas más simples, baratas y efectivas para prevenir estos incómodos problemas, están literalmente a un sorbo de distancia.

Algo tan simple como mantener tus niveles de hidratación puede ayudar a disminuir el surgimiento de éstos problemas.

Alergias

Aunque existen muchos tipos de alergias, la más común es la rinitis alérgica, inflamación de las capas internas de la nariz ocasionada por la exposición a ciertos agentes externos como el polen, el moho, el pelo de los animales o los ácaros del polvo. Entre sus principales síntomas están los estornudos, la congestión nasal, el lagrimeo, las flemas y la dificultad para respirar.

Alrededor de 5% de los adultos en México la sufren de manera intermitente; y además del tratamiento médico, una de las mejores medidas para combatirla es mediante el fortalecimiento de las defensas, aquí es donde entra en juego la hidratación.

¿Cómo ayuda la hidratación? Mantener el nivel suficiente de líquido en nuestro cuerpo cada día ayuda al funcionamiento del sistema inmunológico, además de promover que la mucosidad característica de la rinitis sea menos densa y pueda ser expulsada por el cuerpo más fácilmente.

Sinusitis

La sinusitis consiste en la inflamación de los senos paranasales, las cavidades de los huesos que rodean a la nariz evitan que la mucosidad salga, generando con ello dolor en la cabeza y el rostro, además de esa incómoda sensación de tapón y dificultad para respirar.
¿Cómo ayuda la hidratación? Tomar jugo, té, café, electrolitos orales y comer frutas y verduras ricas en agua promoverá la humectación de la nariz evitando la irritación y la sensibilidad que genera la sinusitis.
Gripe
La gripe es una infección viral de las vías respiratorias que se caracteriza por generar fiebre, cansancio, escalofríos, tos seca o con flemas, dolor al deglutir y malestar general.

¿Cómo ayuda la hidratación? El agua ayuda a prevenir esta enfermedad manteniendo todos los órganos y tejidos saludables; y en caso de que se presente, ingerir suficientes líquidos ayudará a regular la temperatura corporal, a disminuir las molestias en la garganta (especialmente con líquidos calientes) y contribuirá al adelgazamiento del moco, apoyando a la expulsión de flemas.

La correcta hidratación de nuestro cuerpo es fundamental para mantener cada una de sus funciones en perfecto estado, pero si perteneces a las personas que solemos sufrir frecuentemente por estos problemas, tal vez no estás tomando lo que deberías.

¡Mantente hidratado y ayuda a tu cuerpo a combatir la sinusitis, las alergias y la gripa!

 

 

 

Fuentes: 1) Rafaela Rosas, María, Gripe y resfriado común, Educación Sanitaria, OFFARM, España, 2008. 2) Blanca Estela del Rio-Navarro, Fernando Mitsutochi y Benjamín Zepeda-Ortega, Rinitis, sinusitis y alergia, Revista Alergia México, México, 2009. 3) Harvard Health Publishing, What to do about sinusitis, Harvard Medical School, 2009. 

Share