Alimentación para tu cerebro y para potenciar tu energía

Los alimentos que consumimos a diario son la fuente número uno de energía para nuestro cuerpo, en especial para el cerebro, uno de los amos y señores que rigen todo tipo de funciones.

Es cierto que no existe una pastilla mágica que nos otorgue 200% de pila, pero si hay varios alimentos que pueden ayudarnos bastante a incrementar nuestra productividad y rendimiento en cada una de las tareas que se nos atraviesen a lo largo del día. Te contamos cuáles son.

1. Verduras de hojas verdes

Vegetales como las espinacas, el brócoli, la lechuga, la acelga y los berros contienen altas cantidades de nutrientes como vitamina K, folato y betacaroteno, que inciden directamente en el cerebro y ayudan a retrasar el deterioro cognitivo que ocurre con la edad.

2. Pescado

Los pescados que tienen una mayor cantidad de ácidos grasos omega-3 como el salmón, la trucha, el arenque, el bacalao, la sardina y el atún ayudan a la circulación de la sangre, incrementando la energía en nuestro cuerpo.

3. Frutos rojos

Las fresas, los arándanos, las cerezas, las zarzamoras y la frambuesas contienen altas dosis de antioxidantes, que ayudan a mejorar la memoria y a retrasar el envejecimiento prematuro de cada uno de los tejidos del organismo.

4. Café

Esta sustancia ayuda a mantener la concentración, el estado de alerta e influye positivamente en todas las funciones cerebrales. Además, su consumo moderado disminuye el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer.

5. Nueces y semillas

Incluir en la dieta una dosis de almendras, avellanas, nuez de macadamia, nuez de la india, y semillas de lino, chía, piñón y girasol suman proteínas y grasas saludables que reducen la presión arterial protegiendo el cerebro y el corazón, además de darnos un empuje extra para acabar el día.

Elevar nuestro consumo de éstos alimentos ayudará bastante a que nuestra vitalidad se mantenga al cien, pero existen otro par de cosas que pueden potenciarlos como:

  • Hacer comidas pequeñas y frecuentes.
  • Evitar las dietas extremas.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Mantener nuestros niveles de electrolitos tomando suficientes líquidos a lo largo del día.
  • Evitar alimentos cargados con grasas saturadas o azúcar añadida.
  • Dormir adecuadamente.
  • Hacer ejercicio.

El cerebro es uno de los órganos que más influye en la cantidad de energía que tengamos para nuestra jornada diaria. Si sientes que te hace falta un pequeño impulso para llevar a cabo tus actividades, considera sumar éstos alimentos a tu dieta.

 

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, Foods linked to better brainpower, Healthbeat, Harvard Medical School, Estados Unidos. 2) Harvard Health Publishing, Eating to boost energy, Healthbeat, Harvard Medical School, Estados Unidos. 3) Harvard T. H. Chan, Coffee, The Nutrition Source, School of Public Health. 4) Harvard Health Publishing, Why nutritionists are crazy about nuts, Harvard Women’s Health Watch, Harvard Medical School, Estados Unidos.

Share