Consejos para mejorar tu productividad

Muchas personas tenemos cierta dificultad para terminar nuestras tareas; es común que nos distraigamos con facilidad, nos concentremos en actividades de baja prioridad o dejemos las cosas para el día de mañana. ¿Te suena conocido?

Tener un menor rendimiento de lo normal en las cosas que hacemos a diario no es nada del otro mundo y puede deberse a todo tipo de factores como cansancio, monotonía o simple flojera; por lo cual es conveniente que identifiquemos ciertas formas para contrarrestarlo y recuperar o incluso incrementar nuestra productividad. Lo mejor es que no necesitamos invertir largas horas en ello y bastará con hacer un par de cambios en nuestra rutina diaria tomando ciertos consejos que te daremos a continuación.

1. Evita el multitasking, concéntrate en una sola tarea.

Por más que lo intentemos el cerebro humano no está hecho para la vida de multitareas. Tratar de realizar varias cosas a la vez reduce el enfoque y la concentración, dificulta la memorización, aumenta el estrés y disminuye nuestra eficiencia y productividad. Así que si queremos llevar a cabo cada una de nuestras tareas lo mejor posible, lo ideal es evitar hacer varias cosas al mismo tiempo.

2. Trabaja por intervalos y date un respiro de vez en cuando.

El trabajo, el estudio, una rutina de ejercicio, cocinar, limpiar o cualquier otra cosa que necesitemos hacer a lo largo del día requiere concentración, la cual es mucho más efectiva si ocurre por períodos, alternándola con ciertos momentos de descanso. Es importante que procuremos establecer un tiempo determinado para realizar nuestras tareas y contemplar pequeños descansos, alrededor de 10 minutos de tranquilidad por cada hora de trabajo.

3. No seas tan duro contigo mismo.

El ritmo de vida actual exige que seamos puntuales, exactos y nos esforcemos al máximo 200% del tiempo, lo cual es completamente imposible. Si queremos desarrollarnos plenamente en cada una de nuestras actividades, es importante reconocer que no somos perfectos y podemos fallar algunas veces, ya sea por cansancio, distracción o simplemente por tener un mal día. El punto es que seamos perseverantes, aprendamos de nuestros errores, seamos tolerantes con nosotros mismos y siempre sigamos adelante.

4. Elimina cualquier tipo de distracción.

La mayoría de las personas estamos conscientes de aquellas cosas que mejoran nuestra concentración como un cierto tipo de música o algún olor; al igual que de aquellos ruidos, dispositivos o distracciones que nos alejan de nuestras tareas. Así que asegurémonos de estar alejados de cualquier cosa que pueda abstraernos de cumplir con lo que debemos hacer.

5. Lleva una agenda con todas tus actividades.

Una de las mejores herramientas para tener nuestras tareas en orden y optimizarlas al máximo es llevar un registro de cada una de ellas, así como del tiempo que nos tomará realizarlas e incluso de los intervalos destinados al descanso. De esta forma será mucho más sencillo que coordinemos todo y cumplamos con cada una de las cosas que integran nuestra rutina.

Nuestra vida está llena de todo tipo de actividades que requieren tiempo y dedicación, asegúrate de darle a cada una la atención que merece, sigue éstos consejos y mantén tu productividad al cien en todo momento.

 

 

Fuentes: 1) Phyllis Korkki, How to make the most of your workday, The New York Times, 2019. 2) Norma Nazish, 10 maneras increíblemente fáciles de mejorar tu productividad, Forbes, 2018. 

Share