¿Qué es el golpe de calor y cómo prevenirlo?

La insolación o golpe de calor es un padecimiento que ocurre cuando el cuerpo crea mayor calor del que puede liberar, lo cual suele deberse al esfuerzo físico realizado en medio de altas temperaturas.

Dentro de las consecuencias que pueden generarse a partir de ese problema se encuentra el rápido incremento de la temperatura corporal y afectaciones del sistema nervioso central, que puede llevar a una discapacidad permanente o hasta la muerte si no se trata. Este problema se desencadena debido a la deshidratación que se produce al no reemplazar los fluidos corporales que se pierden al sudar.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor o la insolación?

  • Sed.
  • Mareos.
  • Boca seca.
  • Mal humor.
  • Calambres.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga excesiva.

¿Qué hacer cuando sospechamos de insolación o golpe de calor?

Lo primero que debes hacer es reponer los líquidos perdidos e hidratarte, pero dependiendo de la gravedad de la situación podrías necesitar atención médica inmediata. En cualquier caso procura seguir las siguientes recomendaciones:

  • Trasládate a un lugar fresco y enfría tu cuerpo.
  • Bebe mucha agua o hidrátate con bebidas que devuelvan electrolitos a tu organismo.
  • Retírate el exceso de ropa.
  • Mantén tus piernas levantadas.
  • Solicita una evaluación médica.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Antes de empezar cualquier actividad física es importante que tomes agua y establezcas descansos obligatorios para tomar líquidos cada 15 o 20 minutos durante toda la actividad.

No lleves tu cuerpo al extremo y toma las precauciones debidas para que no sufras las consecuencias de la insolación, y recuerda que la clave para ello siempre estará en la hidratación.

Share