Tips para obtener todos los nutrientes esenciales de tu dieta

Cada uno de los alimentos que llegan a nuestra boca nos brinda una serie de elementos que le dan al cuerpo todo lo que necesita para llevar a cabo cada una de sus funciones; claro, suponiendo que estemos llevando una dieta equilibrada de acuerdo a nuestros requerimientos específicos.

El problema es que la mayoría de las veces, ya sea por nuestra elección de alimentos o porque no sabemos exactamente cuánto necesitamos, nuestros órganos no reciben los nutrientes esenciales que necesitan. Por eso te dejamos algunos tips para que la próxima vez que comas algo estés seguro de obtenerlos.

1. Consume más fibra

La fibra tiene múltiples propiedades, ayuda al cuerpo a deshacerse del colesterol malo, a digerir mejor los alimentos e incluso a regular la cantidad de azúcar en el cuerpo. Asegúrate de consumir la suficiente cantidad de fibra comiendo más verduras y frutas, de preferencia con cáscara, también granos enteros, nueces e incluso chocolate oscuro. Si eres hombre y tienes menos de 50 años necesitas consumir alrededor de 38 gramos al día, para el caso de las mujeres, 25 gramos serán suficientes.

2. Limita los carbohidratos refinados

Los productos hechos a base de cereales refinados como el arroz, el trigo o el maíz funcionan en el cuerpo de la misma forma que el azúcar, lo cual te dará calorías vacías. La próxima vez que vayas al super elige pan, papas, galletas, avena o pasta que esté hecho de granos integrales, de esa forma obtendrás carbohidratos y también mucha fibra.

3. Come más grasas saludables

Contrario a lo que muchas personas piensan, las grasas son necesarias para mantener nuestra salud; el punto es concentrar nuestro consumo en las monoinsaturadas o poliinsaturadas, que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Elige salmón, sardina, arenque, nueces y aceites vegetales, como el de oliva o girasol.

4. Evita consumir azúcar líquida

Muchas de las bebidas que consumimos tienen altas cantidades de azúcar, como los refrescos, las bebidas energéticas, los jugos o el yogur bebible, las cuales incrementan el riesgo de sufrir obesidad, diabetes o problemas cardíacos. Es mucho mejor que lleves contigo una botella con agua y agregarle un poco de fruta, opta por el té y café sin azúcar, elige agua mineral o electrolitos orales como Suerox.

5. Ingiere la cantidad de energía que estás gastando

La cantidad de alimentos que consumimos debe ser proporcional a la energía que gastamos diariamente. Nuestro cuerpo es sabio y suele saber qué necesita, solo hace falta que le pongamos suficiente atención. Si llevas un estilo de vida activo seguramente necesitarás hacer varias comidas variadas a lo largo del día y tomar muchos más líquidos, a diferencia de si llevas una vida un poco más sedentaria.

Nuestro cuerpo es capaz de transformar todo lo que introducimos en él en energía y nutrientes, pero a veces necesita un pequeño empujón. Aprovecha cada comida siguiendo las recomendaciones anteriores y mantén la salud de tu cuerpo día con día.

 

 

 

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, ¿Está obteniendo nutrientes esenciales de su dieta?, Healthbeat, Harvard Medical School, Estados Unidos. 2) Harvard T. H. Chan, Fibra, La fuente de nutrición, School of Public Health, Estados Unidos. 

Share