Todo sobre la deshidratación

La deshidratación es la condición que resulta de la pérdida excesiva de agua en el cuerpo. El organismo humano depende del agua para su supervivencia, ya que está formado por dos tercios de este elemento además de los electrolitos, para funcionar adecuadamente.

Los fluidos se pierden al momento de sudar, orinar, moverse y respirar. Entre las principales causas de la deshidratación se encuentran las enfermedades gastrointestinales, principalmente diarrea y vómito.

Con una infección gastrointestinal es muy probable que no haya deseos de comer ni beber algo, aún así, es necesario incorporar líquidos al organismo.

Otros factores que contribuyen a la deshidratación son la fiebre alta, la exposición prolongada al sol y al calor, medicamentos (diuréticos y laxantes), deseo de limitar la incontinencia, diabetes mellitus, diabetes insipidus, problemas renales y quemaduras.

A diferencia de lo que se cree, hacer deporte ni siquiera lleva a un nivel moderado de deshidratación. Sin embargo, se recomienda reponer los líquidos perdidos después de una actividad física exhaustiva, en especial en días calurosos.

Hacer dieta también puede reducir considerablemente las reservas de agua de una persona, porque eliminar líquidos no es lo mismo que perder grasa.

Los niños requieren de una constante vigilancia de sus niveles de hidratación porque en poco tiempo pueden perder grandes cantidades de líquidos, sobre todo si tienen diarrea, vómito o fiebre. Los adultos mayores también deben ser supervisados constantemente dado que suelen beber menos agua.

Para el diagnóstico de deshidratación es necesario proveer al médico información como el peso diario, la frecuencia de las deposiciones, el consumo de líquidos y alimentos, las veces que se orina, viajes recientes.

El tratamiento se enfoca a rehidratar el cuerpo, remplazar los electrolitos perdidos y prevenir complicaciones. En este sentido, cabe mencionar que la llamada Terapia de Rehidratación Oral tiene como base un notable descubrimiento: el saber cómo la glucosa abre la puerta a la entrada de agua y sales en las células de nuestro cuerpo, lo que favorece una rápida recuperación.

Luego de hacer un análisis comparativo de los sueros orales disponibles en el mercado, se encontró que la fórmula bebidas hidratantes adicionadas con electrolitos (Suerox®) probó restituir en forma eficaz el equilibrio hidrológico del cuerpo, así como la reposición en menor tiempo de los nutrientes y las sales esenciales para el funcionamiento orgánico.

 

 

 

Fuente: Ayuso, M, Las inesperadas causas de la deshidratación que quizás no conozcas, Diario El Confidencial (www.elconfidencial.com), 2 de junio, 2014. Fecha de consulta: 30 de junio, 2016. 

Share